La obra es un múltiple de 100 jabones elaborados con un porcentaje de grasa de origen humano. Este tejido adiposo ?que suma dos kilos? se obtuvo de una liposucción a la que Nicola se sometió para este proyecto.

La obra está pensada como el lanzamiento de un artículo cosmético de lujo. Un backlight de gran tamaño con la imagen de la artista, el exhibidor de acrílico y mármol de Carrara que sostiene la jabonera con el jabón y la proyección de un comercial de 40 segundos que lo publicita conforman la instalación. El jabón tiene forma de torso de mujer.


La estrategia publicitaria para la comercialización de este tipo de productos se basa en la identificación del público con un personaje famoso como una modelo o actriz determinadas, y no en el artículo en sí. Savon de Corps se presenta con la imagen de Nicola en la forma de una foto publicitaria, con la diferencia de que aquí la modelo no es la cara del producto sino su materia prima.


La mirada de Costantino sobre la industria del cuerpo toma forma en un jabón con el que no compramos la imagen identificatoria del cuerpo de la modelo, sino el cuerpo de la modelo en sí, en una nueva concepción de consumo. El eslogan "Toma tu baño conmigo" es la clave donde reside el concepto de la obra.


Savon de Corps sigue la línea de Costantino en donde la estética es de una fuerza equivalente al conflicto ético que plantea el trabajo.